[name=Patricia Plaza] [description=Libertad | Amor | Revolución ] [img=https://2.bp.blogspot.com/-lZmSPJ4ElOc/TqWyVI6_brI/AAAAAAAAE3c/IIvrZ05K1bk3qwooHKI5qJFaI24gzwIPQCPcB/w1200-h630-p-k-nu/IMG_2220.JPG]
9/FAVORITOS/slider2

404

We Are Sorry, Page Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found.

Home Page

Selamat Birthday Putri

Mi mejor cumpleaños,.. Gracias por hacerlo inolvidable

Molucas 7 - España 0

Las islas Molucas, antaño Islas de las Especias, allá por el siglo XVI, eran la única fuente que abastecía al mundo de clavo y nuez moscada, un lugar de ensueño donde el dinero crecía de los arboles, hasta que las ansias de poder y riquezas lo convirtieron en disputado objeto de deseo por los colonizadores.

Hoy son un grupo de gemas tropicales que parecen caídas en un glorioso anonimato. No hay casi turismo, y siguen protegidas por la distancia, por lo que llegar hasta ellas es todo un reto.

Retos a nosotros? Tras una estancia relámpago en Kalimantan, un par de aviones y unos cuantos kilómetros de por medio, llegamos hasta Ambon. La bahía y el telón de fondo de las tropicales montañas son espectaculares,.. pero la cuidad es sucia, destartalada y polvorienta.


El ferry hasta las Islas Banda, destino final, no sale hasta dentro de 10 días, así que optamos por una alternativa suicida, que salía en 2 días, llamada Gravila II, un barcucho infame que en 20 horitas nos dejó temblando y aún mareados en las Islas Banda. La travesía nocturna prometía cuando nos tumbamos en cubierta y quedamos atrapados por el cielo más estrellado jamás visto,.. la vía láctea, constelaciones y mil pensamientos de ida y vuelta. Hasta que empezó a llover, luego a diluviar y la tormenta nos obligó a refugiarnos en la zona de literas, que huele asquerosamente a durian y donde observamos una curiosa capacidad de los locales para dormir, sacar la cabeza para vomitar en el pasillo y volverse a dormir. La rebelión de los durian.



Aún la tierra bajo nuestros pies se mueve al llegar a Bandaneira, el puerto principal de estas lejanas islas. Agradable pueblo soñoliento y acogedor, llena de villas coloniales y parterres de flores. Un fuerte de la época de los holandeses, en perfecto estado, corona el pueblo desde una pequeña montaña llena de bosquecillos de nuez moscada. Y desde ahí, una privilegiada puesta de sol tras un imponente volcán, el Gunung Api Ganofus.



Los lugareños son de lo más sonrientes y amables. A cada paso escuchas un "Hello Mister!" y te dedican la mejor de sus sonrisas. Los niños aparecen de la nada y cual procesión nos persiguen curiosos por el pueblo.





En un momento de improvisación, el profe de inglés nos invita a merendar a su clase para que los niños puedan practicar inglés. Cambiamos la merienda por un pastel de cumpleaños hortera a más no poder, colores fosforitos y decoración retrofloral, aunque comestible. Los niños ensayan el happy birthday y preparan un regalo. La clase de inglés se convierte en una fiesta sorpresa para una emocionada Sara. Feliz cumple!



Ahí empezó nuestra popularidad en el pueblo, casi todos los niños nos saludan con nuestro nombre, y varios locales nos invitan a sus casas, para deleitarnos con sus platos típicos o bailes tradicionales. Tenemos la agenda de lo más apretada.

Nos tomamos un respiro social y hellomisteriano, y escapamos un día a la isla del Gunung Api, un volcán tropical a lo monte Fuji tamaño bolsillo de altitud diabólica, son sólo 666m, pero con desnivel considerable. Costó la subida, mereció la pena coronarlo por las maravillosas vistas a todas las islas Banda que como pequeñas manchas verdes tropicales rodeadas de aura blanca, aparecen en el infinito.
Y empezó a llover y con la lluvia una carrera de rápidos. Parecía más una atracción acuática de toboganes que un descenso. Estaba tan resbaladizo que acabamos bajando de culo, deslizándonos hacia abajo.

Recuperada la verticalidad, salió el sol y pudimos bucear en el antiguo caudal de lava, que tras años ha formado un escenario único de coral multicolor y vida submarina. Un regalo para nuestros sentidos y la recompensa para nuestras almas con agujetas.

Nos vamos para Hatta? Una isla sin hoteles, apenas 200 habitantes y el mejor snorkling de las Banda.




Ya en el barco de camino, varios locales nos ofrecen sus casas y comida, a cambio de unas miles de rupias,.. Pero nos dieron más que eso. Un curso intensivo de bahasa, más comida de la que podíamos ingerir y, todo el calor y el cariño de una familia.
Si a eso le sumas, unas playas increíbles para nosotros solos, niños por doquier con quienes jugamos y que nos regalan conchas de la arena, chapuzones en aguas cristalinas y buceo en un psicodelico acantilado verical incustrado de coral con miles de peces, tortugas y algún tiburon, el resultado es perfecto.



Nuestra aportación deportista, se convirtió en la anecdota del año para todo el pueblo, cuando decidimos ir a dar un garbeo por las plantaciones de bananos.
Andrés, el profesor de árabe del pueblo, se ofrece a hacernos de guia, dice que está only a 1h from here. Y nos llevó de trekking atravesando toda la isla por un caminito infernal y sin bananos a la vista, llegamos hasta una playa preciosa, de postal, 10 minutos, 4 fotos del sunsets,.. y a correr que es infinitivo y ya es casi de noche.
Con la timida luz de nuestras cámaras, perdiendo y rompiendo chanclas por el camino, maldiciendo a la madre de Andres y descojonados, descalzos y con barro hasta las orejas, llegamos sanos y salvos al pueblo,.. donde nos esperaban en casa "muy" preocupados, viendo con los vecinos la telenovela de turno.

Y de Hatta a Ai. Mas de lo mismo. Aunque los primeros días por la tormenta, quedamos literalmente sitiados en el hostel que habíamos también, literalmente invadido. Días de pensamientos perdidos en la rabia de las olas del mar, que casi llega hasta nuestra terraza. Dormir, comer, leer, escribir, pintar, hacer pulseras con conchitas, hacer de peluquera freestyle, jugar al Bisbis y a la pocha!

A ratos, la lluvia nos da una tregua y exploramos la isla, sus playas y sus rincones, conversamos con los locales y flipamos con el snorkling.



También tuvimos tiempo para ver perder a España en el Mundial, en casa del vecino rico que tiene generador y tele, y cobran entrada por sentarse en el suelo de su salón para ver el fútbol,... Aunque tendría que haber sido al revés, porque los locales nos miraban más a nosotros que al partido.



Celebramos otro cumpleaños, el de Nuria, entre regalos home made con mucho cariño y cubatas de ron filipino de contrabando del Tio Chang.

Próximamente Neilaka, una joyita submarina y la isla de Run, con curiosa historia. En 1667 por el tratado de Breda los ingleses hicieron un trueque con los holandeses y se la cambiaron por otra isla en América... ¡Manhattan!. Casi nada,...

To be continued,..



- Posted using BlogPress from my iPhone

Bisbis

No es un baile.
No es una forma de llamar a las gallinas o engañar a los gatos.
No es la canción del verano.
No es la nueva fragancia de Calvin Klein.
No es un champú antipiojos.

Bisbis es Bisbis.
El inconfundible. El inimitable. El divertimento de nosotros.

Como diría nuestra compañera de fatigas, Noe,.. El Bisbis es lo mejor que nos ha pasado en la vida!

Lo que empezó como un juego, se ha convertido en un estilo de vida, en un pozo del saber, en nuestra religión, en la respuesta a todas nuestras preguntas y las preguntas a nuestras respuestas.

El Bisbis es indefinible e indefinido, cual camaleón cambiante y donde dije digo, digo diego.

"Doble Bisbis, Bisbis musical, Bisbis mental, Bisbis gestual, Bisbis negativo, falso Bisbis, Bisbis vengativo,.." en fin, Bisbis en cualquier caso.

Amo el Bisbis.

By Mirta


- Posted using BlogPress from my iPhone

Glup, glup, glup,..

2 meses en Indonesia, indohechizada, indoanestesiada y quiero más!

Se acaba el visado y tengo que salir del país, decidir próximo destino, comprar billete y seguir ruta. Adonde? Soy un mar de dudas y me encanta. Nunca había sido tan divertido tomar una decisión tipo,.. Nueva Zelanda o más de Indonesia? Mmm,.. Las estrellas de mi nuevo reloj de pulsera me hacen de brújula y me señalan la respuesta.




Llamo a Nuria, Noe y Borja, que siguen en Sulawesi.

- Borneo!
- Borneo?
- Si, Borneo. En la parte malaya hay otro paraíso y una de las mejores zonas de buceo del mundo; Sipadan. Que tal si nos reunimos allí y luego cruzamos por tierra hasta Indonesia?
- Venga, vale, allí nos vemos.

Easy,..

La simple palabra Borneo evoca una serie de imágenes impactantes: Junglas espesas llenas de bestias salvajes, ríos que atraviesan túneles de vegetación, orangutanes colgados de las ramas,.. pero no tengo mucho tiempo, así que voy directa hacia otra de las maravillas del Borneo Malayo, la isla de Sipadan, la cima de coral de un pináculo oceánico bajo el mar de Celebes, y uno de las 3 mejores zonas de submarinismo del mundo. Esto hay que comprobarlo.


Me refugio en Mabul, la isla campo base para bucear en Sipadan. Pequeña y tranquila, con un puñado de casas y resorts que han crecido ya sobre plataformas de madera sobre el mar. El pueblito es encantador, casas de colores destartaladas, reina la paz y la tranquilidad. Niños jugando a todas horas,.. con sus cometas al viento que acaban rescatando en lo alto de las palmeras, pescando con artilugios caseros o saltando al mar desde las plataformas de madera,.. Jóvenes jugando al fútbol o al baloncesto, que concentran la atención de locales y curiosos,.. Mujeres ocupadas en las tareas de la casa, cocinando, lavando, cuidando de los pequeños,.. Y los hombres o en la mezquita o en el bar con sus animadas charlas,.. Vaya, la vida de un típico pueblo malayo musulmán.







Me alojo en el Hostel del Tío Chang, que existe, vive y colea, y es todo un personaje. Nada mas llegar me invade una sensación extraña,.. se respira un ambiente muy familiar, el staff es muy joven, todos muy amables, y sonrientes,.. y los turistas que se van dejando caer por el lugar siempre alargan su estancia un par de días mas,.. que tendrá este lugar? Pues a parte del buceo en Sipadan, y un espectacular snorkling por los alrededores,.. buen ambiente, mucha y rica comida, sunsets de escandalo, concierto casi cada noche con la horrible voz del Ninja in the Dark, que se cree una rock star, y botellas de ron filipino de contrabando, que el Tío Chang regala a todos los huéspedes,.. Menos mal que un buen chapuzón en aguas cristalinas funciona perfecto para las resacas.





Bucear en Sipadan es un sueño, y es un privilegio,.. apenas 100 permisos al día, así que tuve que esperar unos cuantos para el gran día. Y fue absolutamente maravilloso.


Paredes interminables de coral, de mil formas, tamaños y estados,.. de 1.001 colores diferentes, todos brillantes, todos atraen tu atención, bizarro, original e único. La sensación a casi 30 metros, visibilidad perfecta, la superficie se confunde con el cielo, solo las burbujas te avisan que no estas volando, que también es un sueño, pero debajo del agua.

Y peces enoooormes,.. y es que aquí todas las especies están multiplicado al cuadrado en tamaño. Tortugas que parecen prehistóricas, tiburones, pufferfish, batfish, scorpion fish, lions fish de mil colores,... y peces que nunca antes había visto ni imaginado; cocodrile fish, frogfish, sweetlips flamenco,.. la lista es interminable. Una pasada.

Y curiosidades minusculas; mandarin fish, pipefish, flambioan catfish, harlequin shrimps, nidibranquios,.. todos multicolor y como sacados de comics de manga.













Maravilloso, absolutamente maravilloso.


Durante estos días he conocido a un montón de gente estupenda, españoles y de todo el mundo, y de alguna forma u otra han sido mi pequeña familia, hasta que al 5 día, llegaron por fin Noe, Nuria y Borja, con una nueva compañera de fatigas, Mirta. Mas ron tío Chang, que este reencuentro hay que celebrarlo! Y mas risas, mas música, mas buceo,.. a este paso no vamos a salir nunca de aquí!!,.. pero por fin, entre sonrisas y lágrimas conseguimos al noveno día, despedirnos de esta maravillosa isla.

Alguien nos espera en tierra firme. Directa desde Andorra, Sara,.. jamón y queso! Desde la India que no viajábamos juntas, y os aseguro que es todo un lujo, tiene un karma impecable.

Ya estamos todos?!

Gestiones, visado de 2 meses, frontera,... Soy feliz! Hoy ya os escribo, de nuevo, desde Kalimantan, Indonesia. Amo a este país!

Y aunque ahora tarde algo mas en escribir, os quiero igual.