[name=Patricia Plaza] [description=Libertad | Amor | Revolución ] [img=https://2.bp.blogspot.com/-lZmSPJ4ElOc/TqWyVI6_brI/AAAAAAAAE3c/IIvrZ05K1bk3qwooHKI5qJFaI24gzwIPQCPcB/w1200-h630-p-k-nu/IMG_2220.JPG]
9/FAVORITOS/slider2

404

We Are Sorry, Page Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found.

Home Page

Manila - Singapur - Kuta

3 dias, 3 cuidades, 3 países. Quien da más?

Manila

Tal y como la intuí, es una gran cuidad, pero muy grande,.. y ruidosa, caótica y peligrosa. Otra verdadera megalopolis asiática, donde los rascacielos se levantan ante la pobreza de las enormes barracopolis.

Noche de despedidas, Antonio y Daniel se marchan para Alemania, Frida sigue su singladura submarina por Filipinas hacia Coron, a mi me esperan unos días de mucho correr y no parar hasta Indonesia. Vamos!

Por la mañana, visita a la antigua cuidad amurallada de Intramuros, con más de 400 años de historia tras los que se esconde un amplio barrio de calles anchas, plazas verdes y preciosas casa coloniales con un aire muy español. Si, muy bonito pero me tengo que ir que pierdo el avión.

Otra vez penita por dejar atrás este maravilloso país, Filipinas, mi Asia latina, volveré!!





Singapur

Previa parada en KL, llego hasta la inmaculada Singapur. Cuidad prospera, mega moderna, ultra civilizada, multicultural, hiper limpia, súper organizada y con un toque snob.

En el metro de camino al hostel, conozco a Armando, colombiano que vive en Barcelona, que me salva de bajarme en la estación equivocada. Al final soy yo quien le salva a él. No tiene donde dormir y esta cuidad es carisisima, así que compartimos dormitorio para 6, con una canadiense cotorra difícil de callar.

El skyline de Singapur es impresionante, y como KL, pero en versión moderno y a pequeña escala, también tiene sus barrios musulmanes, su little India y su Chinatown.

Por la mañana, pateada monumental por la cuidad. Calor sofocante en la calle. En cada manzana nos refugiamos en alguna tienda o bar con aire acondicionado. Resultado: mis anginas y yo, nos vamos para el aeropuerto,.. Indonesia nos espera!




Kuta

De vuelta a la Asia en su pura esencia. Olor a incienso, ofrendas, templos y una cultura hindú única.

Y también, ruido, suciedad, incansables vendedores, playas llenas de surfistas y una tentadora loca vida nocturna.

Bueno, podríamos decir que Kuta no es exactamente lo que esperaba de Bali, pero es barato y buena base para moverse por los alrededores que hay mucho que ver, curarme de las anginas y organizar el mes y medio de periplo indonesio.



Besos contagiosos

PD; Ya tenéis más fotos de Camboya y Vietnam en el CaretoLibro

Love BoraKite!

Tarde gris y nublada, sigo en el agua, estoy agotada pero el viento es bueno, hay que aprovechar. Apenas 10 cometas más en el agua. Navego tranquila y feliz, hasta que el sol aparece como a puñetazos entre las nubes y nos devuelve la luz, así, de repente, esta vez anaranjada y entrecortada tras las palmeras mecidas por el viento, en la orilla de la playa,.. se pone el sol en Boracay. Me invade una sensación difícil de explicar, la belleza de este momento único, irrepetible y exclusivo. Bonita perspectiva. Bonito inuendo.

Ais! Que flipada soy,..

Bueno, Al grano, os cuento. Ha sido una semana muy especial en la pequeña isla de Boracay.

Al llegar flipo con el lugar, un auténtico paraíso pero atestado de turistas koreanos con sus cámaras en mano, haciendo fotos ridiculas y mucha pose anti-natural, la clase alta filipina, ladyboys en cada esquina y otras especies de difícil identificación (mucho turismo sexual, vamos!).

La playa principal es de ensueño, arena blanca, agua cristalina, miles de palmeras, pequeños barcos a vela en el horizonte y una puesta de sol como sacada de una postal.

Al otro lado de la isla se encuentra la playa de los kiters, buen viento, agua plana y buenas vibraciones. Un auténtico paraíso.

Me encuentro con Antonio, un amigo que conocí en Brasil el año pasado, lleva más de dos semanas aquí, así que hace de anfitrión, me enseña la isla, trucos anti guiris, sus mejores rinones y una tienda donde puedo comprar jamón serrano y queso manchego. Ya os podéis imaginar lo que cené la primera noche! Se acabaron los antojos de momento.

Ha sido una semana genial, poco dormir, mucho kite de día y muchas copas y bailes de noche.

Cervecita San Miguel para las puestas de sol después de las duras pero cada dia más gloriosas sesiones en el agua. Casi cada noche, cenas de pescado fresco; atún, gambas enormes o bogavantes exageradamente deliciosos. Lo comprábamos en el mercado a precios de risa y te lo cocinaban a tu gusto en los restaurantes de alrededor.

Mucho reagge, conciertos en la playa, y es que núnca falta la música en Filipinas.

Y nuevos amigos, de todas partes del mundo, aunque me quedo con los españoles; Antonio, Grec, Carlos y Yoli,.. que buena gente! Definitivamente somos los más escandalosos, alborotadores y fiesteros, y os aseguro que hemos dejado huella en la isla. Volveremos!

Y más despedidas tristes con promesas de futuros reencuentros, nuevas ideas y recetas inspiradoras para subsistir eternamente viajando y de nuevo la sensación de vivir otro sueño del que no querría despertar.

Ha costado salir de la isla, pero ya estoy de camino a Manila. Se acaban los días en Filipinas y mi presupuesto se ha disparado después de esta semana, así que toca organizar mis próximos pasos por el mundo. Improvisaré un poco más, a ver adónde me llevan mis pies.

Y lo de siempre, os quiero.









- Posted using BlogPress from my iPhone

Bahala na

Se me acumula el trabajo. Filipinas está siendo bastante intenso, pocos días y muchas cosas que ver y hacer. Definitivamente tengo que volver y dedicarle el tiempo que se merece, que es mucho. Y es que este país es enorme y esconde mil maravillosos rincones.

Llego a Bohol, donde paso unos días en el interior, otra vez selva, esta vez en un idílico pueblito a orillas del rio Lobok.



Cerca de aquí, me encuentro con uno de los orgullos nacionales: Las Chocolate Moutains, son una curiosidad natural con más de 1.200 colinas cónicas, que parecen bombones. Ñam!

Otra de las curiosidades que se pueden encontrar en la selva, son unos pequeños y encantadores primates. Tan diminutos que caben en la palma de tu mano, se mueven rápidamente y tienen unos ojos grandes color miel,.. "monisimos".



La isla es enorme, y tiene pueblitos llamados Antequera, Getafe, Sevilla, o incluso Valencia (sin fallas)! Lo mejor es perderse por sus alrededores, hablar con los locales, que no callan, y compartir cigarrillos y cerveza. Y acogerse a la máxima filipina, el "bahala na", que significa "dejate llevar". Y en eso estoy,..

Siguiendo con la improvisación, me compro un billete para Boracay, la Meca del kitesurf en Filipinas!

Bahala naaaaaa!


- Posted using BlogPress from my iPhone

Improvisando Filipinas

Con mini depresión después de los mejores días del viaje en Malasia, que ha superado todas mis espectativas, llego a Manila.

Intuyo una ciudad grande, caótica, ruidosa y hasta peligrosa, así que en el mismo aeropuerto, improviso, compro un billete a Cebú, más al sur, capital de Las Visayas. Y zas!

Cuando pensaba que ya me había acostumbrado a Asia, va y llega Filipinas. En lugar de monjes, hay sacerdotes, en vez de tuk tuks, hay coloridos triciclos motorizados,.. Los autobuses unas abarrotadas furgonetillas tuneadas con escenas de vivos colores extraídas de tebeos de acción o graffities, siempre con algún símbolo religioso y sonando Lady Gaga, BlackEyePeas y otros cutrexitos del momento a todo trapo! Ni rastro de templos, sólo iglesias viejas y algo destartaladas. Platos diferentes pero iguales, siempre con arroz, nuevas y exhuberantes frutas tropicales, todas riquísimas. Color, ambiente, música, arte, bares,.. Y gente, mucha gente, en constante movimiento, sonriendo, siempre sonriendo, y muy muy dicharacheros.

Por todas partes se respira ese legado español, de hecho Pepito Garcia fue el primer filipino que concí, jaja! Y es que hasta en su idioma, tagalo, muchas palabras son españolas.

Es como una Asia latina, y después de dos días aquí, doy fé de ello.

Dos días intensos, intensisimos, de poco dormir y mucho callejear, pasear, karaokear, bailar y barear,.. He conocido a unos austriacos que estudian aquí, que me han enseñado la ciudad, de día y de noche, de arriba a abajo, de izquierda a derecha, a golpe de cerveza San Miguel y tapas de gambas al ajillo y calamares.

Mmm, me gusta este pais, me empiezo a sentir casi, como en casa.

Me voy para Bohol!



PD: Peik, lúcete! Que aquí tienes muchos datos históricos que contar

- Posted using BlogPress from my iPhone

Vida submarina

Todos hemos soñado alguna vez con la isla perfecta,.. Esa en la te perderías para siempre,.. Yo la encontré! Mi pequeño paraíso se llama Perhentian Kecil.

Sin coches, sin motos y con pocas horas al día de electricidad. Es temporada baja, hay poca gente, y es tan pequeña la isla que acabas conociendo a todos los lugareños. El ambiente es de lo más familiar.

Frondosa selva en el interior plagada de geckos, ardillas voladoras y tranquilos pero imponentes dragones de más de 2 metros de largo, glup! Cautivadoras y solitarias playas con cocoteros, arena blanca, agua cristalina y el infinito.

Después del mejor día de mi vida de snorkling, buceando entre miles de peces de psicodélicas formas y colores, fascinada por la vida submarina, decido hacer unas inmersiones. Si esto se ve a un metro,.. que se verá a 18?

Pues,.. Tortugas, tiburones, cañones de coral, nubes de peces, mini medusas que sólo me pican a mi, peces napoleón, angel, nemos en sus anemonas, peces trigger, rayas,.. y mil especies más. (Thxs Franco for the pics!)






Y ahí empezó todo! Me enamoro poco a poco de este lugar, del grupo de amigos con quien he compartido inmersiones, fiestas, excursiones, hogueras en la playa entre cervezas, estrellas y música, risas, historias, noches eternas, multicolores puestas de sol y amaneceres.

Atención a la mezcla! Franco, un divertidisimo bussines man italiano en eternas vacaciones; Thia, irlandesa profesora en excedencia; Jer, francés hippy y monitor de submarinismo; Simon, ingles pluriempleado, monitor de día y barman de noche, de uno de los dos bares que hay en la isla. Que buen casting! Inseparables, el club de los 5!

Venia a pasar un par de días. Al final han sido 8. Cambié el billete a Manila y alargué mi estancia, demasiado perfecto como para no disfrutarlo más. Esta mañana, se me caían las lagrimas, mientras desde el barco, veía como mi paraíso se hacia cada vez más pequeño y se perdía en el horizonte. Penita!

Viajar, no es sólo lo que ves, oyes, tocas, hueles,.. sientes = Vives! No sólo son las experiencias que acumulas, sino la gente con la que las compartes. Es la mezcla perfecta, es el viaje perfecto.






Se os quiere

En el corazón de la selva

El trayecto de 6h en tren es una pasada. Se interna en el interior montañoso y selvático de la península, deteniendose en cada estación, a cual mas destartalada, para recoger pasajeros. Admiración absoluta por el esplendor de la naturaleza y por la divertida fauna de lugareños.

1h y media de trayecto en barca, cómodamente sentada en el suelo, cabeza reclinada sobre el respaldo de madera, los pies descalzos y asomados fuera de la barca, me salpica el agua mientras me quedo casi dormida con el sonido hipnótico de la selva y la visión hechizante de un horizonte infinito de vegetación. Remontando el rio Tembeling, la barca se abre camino por la jungla del Parque Nacional más grande de Malasia, 4.343 kms de extensión; Taman Negara.

Al llegar a Kuala Tahan, el pueblo base, me encuentro a Roberto, un tinerfeño hippy, enamorado de la India, donde ha pasado los últimos dos años. Ahora está de "vacaciones" en Asia, lleva mas de 15 días aquí, y es casi un local. De hecho duerme en una barca destartalada que le ha prestado una familia propietaria de uno de los restaurantes flotantes.
En seguida nos ponemos al día,.. busca integrantes para hacer una excursión alternativa de 3 días por la selva,.. me apunto! Nos falta uno, en pocas horas ya habíamos reclutado a un brasileño, y avisamos al guía para que lo prepare todo, mañana salimos!

Madrugón, 2h de barco y empezamos el trekking! Calor sofocante y humedo. Al principio, el camino es fácil y está señalizado, al rato se empieza a complicar. Cruzamos riachuelos llenos de sangujuelas, apartamos ramas y esquivamos lianas y arboles con formaciones extrañas,.. el permanente sonido de la selva parece habitar ya dentro de tu oído.

El guía va haciendo paradas, mano en alto. Silencio. Flipamos con su capacidad para divisar monos, serpientes, escorpiones e insectos y animalitos varios.

Paramos al atardecer, agotados. Mientras preparan el fuego y la cena, Roberto me invita a meditar con el. Fue un momento cósmico, en un lugar inmejorable.

Esa noche dormimos en unas semi cuevas. Lo mejor, cerrar los ojos y quedarte dormido mientras escuchas concentrada la sinfonía nocturna de grillos, geckos y demás residentes de la selva.

El trekking del segundo día fue un poco más light y al mediodía llegamos al poblado de la tribu Orang Asli, donde pasamos la noche.

Al principio resultó un poco intrusivo, irrumpiendo allí unos turistas y rompiendo el ritmo de su día apacible, nos miraban desconfiados. A las horas, ya jugaba con los niños y les perseguía por las chozas de bambú.

Amer, el guía, nos contó muchas cosas sobre ellos, sus costumbres, sus técnicas de caza con dardos envenenados y cañas de bambú larguísimas, sus creencias y ritos funerarios.

No practican ningún tipo de religión organizada, ni veneran a un Dios, pero sí creen en los espíritus. Cuando un miembro de la tribu muere, consideran que un espíritu maligno le ha quitado la vida y, rápidamente, migran a otro lugar para evitar que otros corran la misma suerte. Antes de marcharse, colocan al difunto en lo alto de un árbol, para facilitar la ascensión de su espíritu al cielo. Esta costumbre también tiene una finalidad práctica: darle al muerto una oportunidad de volver a la vida, de la que carecería si fuese enterrado o incinerado.

Compartimos una cena de lo más interesante, escuchando sus historias. El líder de la tribu era tan más expresivo, que te hacia reír sin entender bien lo que explicaba, pero el resto se reía, así que nosotros también lo hacíamos!

Esa noche, con un intenso olor a hoguera, y mil preguntas en mi cabeza, dormimos placidamente en una de las chozas.

Vuelta a Kuala Tahan, con otra gran experiencia en mi mochila, y con penita de despedirme de Roberto, que se queda en la selva a hacer de tarzan, unos días más.







PD: Papa, ni rastro de Sandokan :(

Kuala Lumpur

La primera impresión es de una ciudad moderna, limpia, desarrollada, sin apenas trafico, donde se respetan las señales, sociedad multicultural y tolerante,.. Las torres Petronas, otros rascacielos y modernos edificios conviven con mezquitas, templos chinos, hinduistas e iglesias. La cara bonita y amable.

Llego al centro,.. Calles abarrotadas, caos, bullicio, tiendas y chinos por todas partes: Chinatown + Música de bollywood retumba por los altavoces, incienso y especias perfuman el ambiente, mujeres vestidas con coloridos saris: un congestionado Little India + Mercados, mas tiendas, suciedad, calles tortuosas: barrio malayo de Kampung Baru. Esta es la otra cara de la cuidad, el Triangulo de Oro, el esquizofrénico y ruidoso centro de Kuala Lumpur.

Antes de irme me voy a ver ese par de Petronas otra vez, con la noche ya sobre la cuidad, brillan y desafían al cielo.

En un bar cercano a las torres, escucho música y aplausos, anda, un concierto! Voy!
Pido una cerveza y escucho,. España!!?? Conozco a Alex, un azafat@ de Qatar Airways, madrileño y enamorado de KL. Hablamos y hablamos,.. a la hora ya éramos como amigos de toda la vida!

Vamos para el Zouc, un local enoorme, buen ambiente y mejor música! Por fin he vuelto a adorar a un Dj! Que buenos dancings!

Son casi las 4 de la mañana, mi diablillo se quiere quedar, como no, pero mi angel me salva de otra tremenda resaca y me mete en un taxi y para casa. Me despido de Alex, con penita pero sabiendo que nos vamos a ver muy pronto.

Apenas unas cuantas horas de sueño reparador y pasajeros al tren! Destino la selva en el corazón de Malasia; Taman Negara