[name=Patricia Plaza] [description=Libertad | Amor | Revolución ] [img=https://2.bp.blogspot.com/-lZmSPJ4ElOc/TqWyVI6_brI/AAAAAAAAE3c/IIvrZ05K1bk3qwooHKI5qJFaI24gzwIPQCPcB/w1200-h630-p-k-nu/IMG_2220.JPG]
9/FAVORITOS/slider2

404

We Are Sorry, Page Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found.

Home Page

El culo del mundo

Otro bus y otras cuantas horas en la carretera. Comienza de nuevo el seco, árido y cansino paisaje, casi igual que el trayecto que se eterniza con los trámites fronterizos pero que nos da subidón al cruzar en ferry por el mítico Estrecho de Magallanes con avistamiento de delfines incluidos. A falta de unas horas para llegar, el amarillo se convierte en verde, los matorrales en arboles y el cielo se transforma en montañas. Bienvenidos a Tierra de Fuego.

Enclavada a orillas del canal Beagle, al final de la carretera más al sur del planeta está Ushuaia, con un espectacular telón de fondo con picos andinos nevados de más de 1.500m que la rodean. Es la ciudad más austral del mundo. Es (casi) el culo del mundo.


Amanece gris y llueve, pero madrugamos igualmente para embarcarnos en un catamarán que nos lleva por el Canal de Beagle, un canal entre dos océanos: Pacífico y Atlántico.


Esta travesía en barco nos adentra a la Isla de los Pájaros y a la Isla de los Lobos, donde cormoranes imperiales comparten isla con lobos marinos.



Son buenos compañeros de isla y se necesitan mutuamente, el motivo es que las defecaciones de los cormoranes matan toda posibilidad de crecimiento de la flora y como los lobos marinos arrastran la mitad del cuerpo, el excremento de los pájaros les sirve de parquet.


Visitamos el faro de Les Eclaireurs (que significa Los Iluminados y es una réplica del Faro de Cabo de Hornos) que es símbolo de la ciudad.


Y como perfecto final, paramos en la Isla Martillo dónde pequeños hombrecitos vestidos de frak se hacen los remolones y vaguean por la isla.


Son pinguinos magallánicos en su mayoría, aunque también pudimos ver papuanos a quienes se les diferencia por el pico y los pies anaranjados, así como un Pingüino Rey que tiene otra planta, otro aura, otra actitud... y es el rey de la isla.


Con pena pero entre risas, cenamos cordero fueguino, bebemos vino rico argentino y recordamos los mejores momentos del viaje. Es la última noche con Cris y nos despedimos como nos enseñó nuestra maestra Coka, con unos Fernet Cola! Brindamos por lo viajado y vivido, por nosotras y por el próximo viaje juntas que esperamos sea muy pronto.

Snif! Ya sola, dedico todo el día a organizar la ruta por Chile, ponerme al día con el blog, organizar fotos, hacer números y otras rutinas viajeras.

Pero el último día lo doy todo. Por la mañana me voy al Parque Nacional Tierra del Fuego, recorro la Senda Costera que bordea la Bahia Ensenada y Lapataia. Es curioso ver el mar rodeado de montañas con sus picos nevados. Nunca había visto nada igual, realmente impresionante.


Tampoco había visto nunca los arboles tumbados y deformados por el viento que te piden una parada y un momento para meditar.


Por la tarde me fui al Glaciar Martial que está muy cerquita de Ushuaia. Después de ver el Perito Moreno este glaciar es más parecido a un cubito de hielo que otra cosa, pero las vistas desde arriba merecen mucho la pena. La subida fue bonita y la bajada mejor. Me equivoqué dos veces de camino, hice unos kilómetros extras y salté cual cabra por un sendero de Btt, pero llegué finalmente al hostel.

Caigo rendida y agotada. Mañana viajo de vuelta a Puerto Natales, Chile, deshaciendo el camino. Una nueva aventura o casi un capricho me espera. Ferry de 4 días navegando por los canales y fiordos chilenos patagónicos hasta Puerto Montt.

Amanece en Torres del Paine



A 2.800m, 3 torres puntiagudas con una simetría imperfectamente bella desafían al cielo. El sol aparece y nos regala con su graduada presencia colores amarillos que cubren las paredes rocosas sobre un cielo azul completamente despejado.

La postal es maravillosamente perfecta.
Es un sueño enmarcado.
Un instante casi mágico.
Pura energía.

Cuando tus ojos ven esta maravilla te olvidas del freak vikingo chileno del hostel reciclable de Puerto Natales, del bonito camino hasta el Parque rodeadas de guanacos, del duro ascenso del principio, de las risas y las canciones que tarareamos para amenizar el camino, del peso de nuestras mochilas, de los respiros en sus escondidos bosques que parecen encantados, del dolor en mi tobillo, del chino risitas, el italiano resabido, la gacela de Vinaroz, las abertzales o nuestra segunda familia chilena, del sonido del agua del río que aparece y desaparece a su antojo, de los 3.561 “hola” por el camino, del descojone montando la tienda, de la exquisita cena acompañada con vino tinto de tetrabrik y banana split “camping style” bajo la luz de nuestros frontales, de las visitas sorpresa del guardabosques salido, del olor de las zapatillas de Cris, de las pocas horas de sueño por culpa del ruido de los zorros y otros sonidos de difícil identificación, del madrugón a las 5 a.m. para llegar arriba y ver uno de los amaneceres más inolvidables de mi vida.


Amanece en Torres del Paine.



Perito y Upsala

El glaciar Upsala es el hermano mayor del Parque Nacional de los Glaciares con 50 km de largo, 10 km de ancho y 40 m de alto. Las cifras imponen pero en sí el glaciar no tanto pues sólo puede observarse desde lejos. Al menos la travesía hasta el mirador merece la pena por la navegación entre icebergs.




El hermano menor del Upsala es realmente la joya de la familia: mide 35 km de largo, 5 km de ancho y 60 m de alto, y avanza hasta casi 2 m al día. Perito Moreno. Desde el barco o desde las pasarelas el glaciar se ve tan cerca que casi puedes tocarlo.


Suspense y emoción. Recortados picos de hielo se desprenden y caen al mar con un enorme estruendo. Un espectáculo que eriza los sentidos.



Energía y belleza. Observar y admirar una de las maravillas del mundo. Sobrecogedor.



Ruta 40: Cerros, lagos y duendes

21horas de bus hasta llegar a la capital de la región de los lagos. A orillas del lago Nahuel Huapi y rodeada de altas cumbres se encuentra Bariloche.


Un gran pueblo turístico con poca gracia que no nos dice nada. Lo bonito está en su periferia. Las impresionantes vistas desde cualquiera de sus cerros, como el Otto, desde dónde el paisaje al lago salpicado de pequeñas islas y por la península Quetrihué, o desde la piedra de Hasburg al otro lado del cerro donde contemplar otras vistas al lago Gutierrez. Mu bonito!


Tuvimos suerte y disfrutamos de un día despejado sin nubes de ceniza del volcán chileno Puyehue que lleva amenazando durante muchos meses el paisaje de esta zona del Parque Nacional de los Lagos. De hecho, allí mismo celebramos con los locales el primer avión que aterrizó en su aeropuerto después de 6 meses.

El día da mucho de sí porque el sol se pone sobre las 10p.m., pero caemos rendidas y algo decepcionadas porque esperábamos un lugar mucho más idílico montañero, pero el pueblo no mola nada.

Nos vamos para El Bolsón, un pueblito hippy montañero a un par de horas de aquí. Un municipio ecológico y zona delcarada no nuclear, rodeada además por montañas espectacularmente recortadas. Llegamos el sábado, día de mercado: Puestecitos, artesania, musiquita, comida de cultivo ecológico, hippis indignados, piedras mágicas, hadas y duendes.

Mi amiga Montse habia estado un par de veces aquí y me pidió que fuéramos a alojarnos a la Posada del Buscador y que saludaramos a Nora, su posadera. Fue entrar en esa casa y entender todo. La magia del lugar y la dulzura de ella.

El Bolsón, es además un buen campo base para explorar sus alrededores, hay muchas y buenas excursiones, picos, lagos, cascadas... Su montaña más sagrada es el Piltriquitron que en indio mapuche significa “Colgado de las nubes”. Empieza la caminata, pero a la hora bajo un calor infernal decidimos levantar un auto. Una casualidad, eran Betina y Jorge, una pareja curiosa pero encantadora que también se alojan en el hostel de Nora. Subimos con ellos y nos ahorramos todo el trozo de pista y le prometemos a Betina que haremos cumbre (ella el año pasado se quedó a 1h y lo tenía pendiente). El paseo hasta el refugio ofrece unas vistas maravillosas a el valle del Bolsón protegido por los Andes desde todos sus angulos y una parada obligatoria en el Bosque Tallado, donde artesanos de la zona han convertido algunos troncos quemados en esculturas.


Antes de llegar vimos una pareja de pájaros carpinteros que trabajaban conciencudamente haciendo sus madrigueras en el tronco de los árboles. Igualitos que en los dibujos animados.


Y comienza el ascenso que se intuye fácil al principio pero se complica al final. Si al desnivel considerable le unes un terreno lleno de piedritas en el que te resbalas en cada pisada y más bien vas deshaciendo camino. Bordeamos las rocas y casi escalando llegamos exhaustas hasta la cima. 2.260m. Una sensación dificil de explicar por la belleza que desde allí se contempla, por compartir un sueño y por la compañía de dos condores que sobrevuelan a pocos metros de nuestras cabezas. Click, click, click y empezamos a bajar, en algunos tramos casi en culipatín (def: bajar patinando con el culo).




Esa noche lo celebramos con un buen Fernet Cola y con una charla interminable con los chicos, Nora y su hijo Diego que es todo un personaje. A dormir, mañana nos vamos en el auto de Betina y Jorge a 150km de aquí a visitar el Parque Nacional de Los Alerces, dicen uno de los parques más bellos de Argentina.

Y sí, es realmente hermoso. Nos quedamos impresionadas por lo magestuoso y grande. Pasamos todo el día hasta el anochecer y apenas vimos un 5% del parque. Mereció mucho la pena, no sólo por el asadito que preparó Jorge a orillas del Lago Verde en un marco incomparable con baño y siesta incluida, sino también por la excursión hasta una confluencia mágica: desembocadura del Lago Verde, el nacimiento del Río Arrayanes y la desembocadura del Río Menéndez. Casi se nos hace de noche, y es que el espectáculo del cielo tornándose naranja fosforito dejó una bonita imagen en nuestras memorias.


En la Ruta 40 de vuelta vimos entre otros, zorrinos y una lechuza, y muchos carteles de desvío que nos desviaron una y otra vez sin saber muy bien como volver a casa, pero sí, llegamos tarde pero a tiempo de una ultima charla con la gente del hostel que para Cris se hizo eterna, tanto que acabó dando los buenos días a los huéspedes que despertaban. Total, ya dormiremos en el bus a El Chaltén que son 23 horas... y subiendo.

Pero fueron 25h. Porque más que un autobús, eramos una ONG con ruedas. En una carretera de ripio y poco asfalto siempre hay una pinchada de rueda, un a moto a la que empujar o alguien a quien rescatar porque se quedó sin nafta. Y ahí estaba nuestro autobusero, parando cada rato y echando una mano a quien lo necesitara. Eso sí, en las misisones participábamos todos, unos cotilleaban, otros auydaban, otros hacian fotos. Nosotras todo a la vez.


Mereció, y mucho, la pena llegar hasta un pequeño paraiso montañero llamado El Chalten, que esconde una maravilla tras la noche cerrada y fria que nos recibió: el mágico Fitz Roy.


Casas de hojalata y madera que parecen sacadas de una peli del oeste pero con look alpino. Todo la gente del pueblo es joven y montañera y hay un buen rollo generalizado que se contagia. Paz y tranquilidad. El sol apareció el día de nuestra visita hasta la Laguna de los Tres, desde dónde las vistas al Fitz Roy son un auténtico escándalo. Fue una trekking inolvidable y una sensación brutal al llegar a su falda donde tres lagos de diferentes colores y glaciares descomunales protegen al cerro.


Felices y con mi tobillo hinchado, nos despedimos de nuestro amigo Fitz y de El Chalten. El Perito Moreno nos espera. Vamos!

CHILE



Amanece en Torres del Paine

PUERTO NATALES | TORRES DEL PAINE
25 de Enero de 2012
A 2.800m, 3 torres puntiagudas con una simetría imperfectamente bella desafían al cielo. El sol aparece y nos regala con su graduada presencia colores amarillos que cubren las paredes rocosas sobre un cielo azul completamente despejado. [Leer más]


Un miércoles cualquiera

PUERTO NATALES | PATAGONIA CHILENA
3 de Febrero de 2012
4 días en ferry para cubrir un trayecto de casi un tercio del país, atravesando los campos de hielo norte y sur de la patagónia chilena. La navegación es lenta y pausada. [Leer más]


3 días con Osorno

PUERTO VARAS | ENSENADA | FRUTILLAR
y de Febrero de 2012
Me recomiendasn Puerto Varas, como pueblo base para explorar el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, un parque lleno de lagos y volcanes. El pueblito de influencia germánica está ubicado a orillas de un lago andino con agua a 20 grados (increible!) y custodiado por el volcán Osorno con 2.652 m. Hermoso y perfecto en su forma, me desafía desde el horizonte. [Leer más]


Santiago y Valparaiso, calor y color

SANTIAGO | VALPARAISO
10 de Febrero de 2012
A los pies de la cordillera de los andes se encuentra la cuidad de Santiago de Chile, de apariencia amable y ordenada. La capital me recibe con mucho calor. [Leer más]


En el desierto más árdio del mundo,.. llueve!

SAN PEDRO DE ATACAMA
10 de Febrero de 2012
Con resaca carnavaleña de los días en la Quebrada de Humauaca, Tilcara y Purmamarca, y tras 8 horas con la nariz pegada al cristal de la ventanilla cruzando Argentina hasta Chile por el paso de Jama, alucinando con los paisajes más maravillosos y cambiantes que he visto hasta ahora, alcanzando los vertiginosos 4.200 metros de altura entre áridos cerros de 7 colores y valles repletos de cactus, atravesando las Salinas Grandes, pasando por un vergel de lagunas y pastos verdes, montañas y siluetas extraterrestres..., llego a un inmenso e interminable desierto con un pequeño oasis llamado San Pedro de Atacama. [Leer más]


El ombligo del mundo

ISLA DE PASCUA
29 de Marzo de 2012
A 3.700 km de Chile y 4.050 km de Tahiti, Rapa Nui o Isla de Pascua es la isla habitada más aislada del mundo. Lejos de casi todo. No hay vecinos. Sólo agua. [Leer más]