[name=Patricia Plaza] [description=Libertad | Amor | Revolución ] [img=https://2.bp.blogspot.com/-lZmSPJ4ElOc/TqWyVI6_brI/AAAAAAAAE3c/IIvrZ05K1bk3qwooHKI5qJFaI24gzwIPQCPcB/w1200-h630-p-k-nu/IMG_2220.JPG]
9/FAVORITOS/slider2

404

We Are Sorry, Page Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found.

Home Page

La pasión turca IV. La cisterna y otros cuentos

By James.

Otra manyanita frente al Bosforo, podria pasar el dia pegada a este ventanal viendo el paisaje y escribiendo en el portatil de Aaron.

El resto del equipo se levanta tambien y juntos preparamos un desayuno maravilloso. Brilla el sol, hoy Pato y yo haremos turismo.

Los chicos nos sueltan en el centro como si fueramos dos perdigueros en una caceria.
Nos vamos a la Cisterna Basílica. Pagamos 10 yisquiprisquis y nos adentramos en un palacio sumergido con 336 columnas, luces tenues y pasarelas para admirar lo que fue un deposito de agua construido el el s. VI. Todo el espacio es un gran estanque en el que nadan asquerosas carpas bigotudas sobre un suelo cubierto de monedas de todos los paises. Rapidamente Pato y yo imaginamos un festival bajo tierra, encontramos el lugar idoneo para el Dj, el Chill Out, las barras…

Al final llegamos a las dos columnas mas importantes, las que tienen en su base dos gigantescos bloques de mármol romanos con forma de cabeza de medusa una de lado y la otra totalmente al reves. Y alli estuvimos paseando un rato, elaborando teorias de por que estarian colocadas de esa manera mientras mis meniscos se pudrian por la humedad del lugar.

Segunda parada: Santa Sofia. Bueno, pues eso, una mezquita. A mi es que no me dice nada, oye.
Nos reunimos con Aaron y Piloto en el hotel de las lamparas colgantes. Absolutamente en cualquier lugar esta permitido fumar, yo, para llevar la contraria no he encendido ni un cigarrillo desde que pise el pais.

Habra que hacer compras, vamos al Gran Bazar, tengo varios encargos.
CERRADO!
Pues nada, no hay compras, lo siento por todos los que me pedisteis cositas.

Nos vamos a Asia, dicen los chicos.
Cogemos un ferry y cruzamos el estrecho hasta llegar a la parte que, efectivamente pertenece a Asia. En el trayecto, la bahia se aleja dibujando un cuadro de luces y reflejos sobre el mar.
En esta parte de Estambul todo es menos turistico.
Caminamos por un mercado de pescado, especias, frutos secos… Nos compramos bloques de jabon de aceite de oliva, que rico huele.
Paradita para merendar, todo esta muy bueno y aguanto bien el picante. Aquí el se te llama Çai.
Siguiente parada: un fumadero. Alli fumamos Narguile de manzana, rico rico.


Viajar con Pato es perfecto, siempre tiene buenas ideas y siempre esta contenta. Podria ir con ella al fin del mundo.

Tomamos el ferry de vuelta y subimos empinadas cuestas hasta la Torre Galata. Hace ya horas que no bebemos vino, paradita tecnica.

Aaron nos comenta detalles de los edificios que vemos, es un gran anfitrion.

Yo tenia el capricho de cenar autentico kebap y fuimos a un restaurante en lo alto de un edificio con vistas sobre la bahia donde comimos el plato tipico de cordero, ternera y pollo con pistachos, con salsas picantes y con mas vino.

Tengo un barrigote…
n/j

La pasión turca III. Otra copita por favor

By James.

Alaburibeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Me despiertan los aullidos de las oraciones.
Me acerco al ventanal y de nuevo me pierdo un ratito viendo los trasanlanticos, los buques, las casas, las mezquitas con sus minaretes que parecian los brazos levantados de las alumnas aplicadas de la primera fila que gritan “a mi, mirame a mi primero”
Mientras tanto arranco los gajos de una mandarina y, uno a uno, pienso en mis objetivos de este invierno.

Piloto se despierta tambien. Nos vamos a desayunar, los otros ya diran algo.

En el Cuppa Juice nos ponemos las botas: tortilla de champinyones, jamon y queso, zumo de granada, uva y naranja un pastelito de no se que y café con leche ardiendo. Mientras comemos todos fuman a nuestro alrededor, estos nunca podran ser europeos, el tema del tabaco lo llevan muy en la sangre.
En la cafeteria, que es preciosa, ningun camarero habla ingles.
Pagamos 60 chisquiprisquis por el desayuno. Estoy horrorizada.

De vuelta en el apartamento de Aaron hacemos planes para el dia y una vez duchaditos y en la calle, empieza a caer el chaparron.

Corremos por los callejones buscando otra cafeteria para que la flamante parejita desayune. Todos los bares son de disenyo, con espejos enromes, lamparas gigantes, sofas comodisimos y precios terribles.

No parece que vaya a parar de llover, decidimos pasar el dia de bar en bar bebiendo vino y comiendo cosas ricas.

Tercer local. Pedimos unas copas de Valdivieso, aquí los chilenos triunfan.
Entre el vino y los adoquines resbaladizos por la lluvia me juego la vida a cada paso.

Cuarto local, el Leyla, precioso tambien. Pedimos una botella de Le Focaie Sangiovese de Rocca di Montemassi. Obviamente evitamos los vinos turcos que son absolutamente infames.
Por la botellita me cascan 88 yisquiprisquis. A cambio robo un par de ceniceros de disenyo.

Piltoto ha tenido la idea de cenar en casa de Aaron. Nos vamos de compras. Ademas de la cena yo me compro para casa confitura de petalos de rosa, vinagre de granada y cafe con aroma de canela y avellana.

Llegamos a casa, borrachos y cargados de bolsas. La cena consistio en una botella de Cabernet Sauvgnon Aeolis de Corvus, una de Metoxi, un vino griego inedito para mi paladar y para mi bolsillo y salmon canadiense, foie y quesos.
Menos mal que esta el ventanal de casa de este, porque poco Estambul estoy viendo. Aunque lo poco que veo, lo veo doble.

A medianoche me quede dormida, o mejor dicho inconsciente sobre las rodillas de Piloto, mientras sonaba Morcheeba y todos hablaban de sus viajes.
n/j

La pasión turca II. Istambul beat

By James.


Esta manyana me ha despertado el lamento de los buques que cruzaban la bahia. "Buenos dias, Constatinopla" he dicho mientras contemplaba el increible paisaje a traves de la cristalera.

Empiezo a buscar a la gente por la casa: vaya, nadie esta donde se supone que deberia estar. Cosas del Petit Syrah, imagino.

Desayunamos jamon de bellota de Extremadura comprado en la Boqueria por recomendacion de Alfonso del Kiosko Universal, Cheddar canadiense con mermelada de arandanos, uva y cafes ricos.
De repente una voz desagradable lo envolvio todo: las plegarias. Tremendo volumen, teniamos que hablar a gritos para escucharnos. Esos deben ser los gajes de vivir entre mezquitas.
Nos abrigamos bien y a la calle!
Estamos en la parte vieja de la ciudad, desplazarse en esta zona es caminar por una montanya rusa de piedra, los escalones son altisimos y desiguales, las piedras bailan y su superficie es tan lisa que es casi imposible no resbalar al pisarlas.
En todo el tiempo que caminamos no he visto ningun anciano ni ninguna silla de ruedas. Fijo que los abuelitos y a los paraliticos los echan al Bosforo...
... y se reencarnan en gatos, esto esta lleno de gatos.

Cambiamos dinero 1 euro = 1,7 YTL, liras turcas (en adelante yisquiprisquis).

Todo es carisimo. Quien me dijo que iba a hincharme a comprar cositas?

Hemos paseado por callejones repletos de bares preciosos, hemos visitado la Mezquita Azul, los puestos de la calle en los que se vendia de todo incluso armas, el bazar de especias...

Sobre las diez paramos a cenar en un restaurante de comida tipica: primero unas tapitas y despues un pescado fresquisimo del Marmara. Hemos bebido Raki, el aguardiante de aqui que es parecido al Pastis.

Tenemos entradas para un concierto, siento curiosidad, adonde nos llevara Aaron?

Llegamos al Babylon El concierto habia empezado ya, Pato y yo intentabanos clasificar el tipo de musica que tocaban los Balkan Beat Box, recordaba al grupo de Kusturika pero con bases electronicas. Al principio nos costo un poco pero al de un rato estabamos pegando botes y bebiendo margaritas de mandarina. Tomer Yosef, el cantante, empezo a gritarnos a todos los que estabamos alli "Hey Istanbul, jump for peace!", y alli estaba yo, brincando entre los turcos. Despues vino un "Jump for peace in Middle East" y un "Jump for peace in Palestina" y todos desatados saltando con el simbolo de la paz en las manos.

Fue un gran momento y Pato y yo tuvimos una conexion de soltar tonterias casi mistica. Se nos unio una amiga de Aaron muy borracha pero buena chica y de alli fuimos a un sitio de moda, el Ghetto Club, otra vez un lugar lleno de gente glamourosa bebiendo y riendo entre luces azules ciberneticas.

Sinceramente alli me aburri, en mi opinion la musica electronica es como el sexo sin amor: puede adornar una noche de fin de semana pero al final te queda siempre una sensacion de vacio.

Y alli estuvimos hasta las mil, riendo y bailando al son de esa musica sin corazon.
n/j

La pasión turca I. Bomba


By James

Vispera de viaje. Salgo de piano y llama Pato "Ya estoy en Barcelona". Ir a casa, preparar maletas y descansar? nooooooooooooooooo Hoy salimos, total, solo hay que levantarse alas 4.30.
Reunion en el bar bonito, vinos, pincho de tortilla, crujiente de brie con mermelada de frambuesa y tostadas con camembert, jamon serrano y pesto de rucula.
A la 1 Pato y yo nos vamos con los vecis a casa y chequeamos temperaturas y detalles de ultima hora.

"Nenas, abrigaos bien y no digais El Fosforo"
Maleta, siempre corriendo.
Risas.

He dormido una hora nos vamos a Estambul!!!
Nos subimos en un taxi con un programa de radio de serial killers, muy tranquilizador a las 5 de la manyana.
Primera parada Madrid, alli compramos libros y nos encontramos con Piloto. Siguiente parada Constantinoplaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

El taxi que tomamos en el aeropuerto nos llevo a la ciudad por una autopista donde nadie respetaba distancias de seguridad, ni carriles, ni ningun tipo de norma de trafico internacional. Lo unico bueno es que esta gente no hace sonar los claxons.

Caminamos por la zona de Taksim hacia casa de Aaron, es el mejor barrio de Estambul, nos dicen. Las calles estan adoquinadas y las piezas del suelo saltan al paso de nuestras maletas trasnformers.
Las calles estan abarrotadas, hace frio, por todas partes puestos de kebap, granadas y naranjas en las fruterias, luces, vida, mucha vida. Estamos en Turquia!!!


Nos vamos al Meyreas (en adelante el Meigas) un bar super cool lleno de turcos feos y turcas guapas. Aqui la gente sale a beber con los portatiles, se sientan en grupo, charlan, piden copas y clic cli clic, dale que te pego al ordenador.

El pais vive un momento tenso debido al mal rollo con el Partido de los Trabajadores del Kurdistan el PKK. El Parlamento ha autorizado bombardear sus bases en el norte de Irak.

No tenia que pasar, pero paso. El bar repleto de gente, yo regresaba del banyo y comentaba lo bonito del papel de sus paredes, las griferias de disenyo, lo chic que era todo... Y entonces.... BUUUUUUUUUUUUUUUM! la explosion.

Un sonido como de bandeja llena de copas que cae al suelo pero multiplicado por mil y largo muy largo. Un camarero en primer lugar y los clientes siguiendolo se avalanzaron hacia la puerta mientras nosotros tres nos quedabamos clavados en nuestros sitios, en la parte mas alejada de la explosion, esperando que ocurriera algo.
Esperando que se cayera el techo, las paredes o volaran brazos y piernas sobre nuestras cabezas.
Nada ocurrio, no hubo heridos.
Habia explotado la bombona de gas de la cerveza y no ocurrio absolutamente nada mas.

La calma de Pato se debe a que es valenciana: bombitas a ella. Piloto es militar, idem.
Y yo? yo debo ser idiota.

Llego Aaron, ya estamos los 4, vamos al apartamento.

Llegamos a lo alto de Kumrulu sokgi, la calle donde estaremos alojados.
Entramos en un antiguo edificio con una escalera blanca ondulante, casi de caracol y zas! el apartamento. Suelo de madera, varios niveles y una gigante cristalera con vistas (a medio palmo) al Bosforo, el Marmara, Topkapi, Santa Sofia y la Mezquita Azul.
Increible.

Nos vamos a cenar a un sitio tipico pero no turistico. Aaron lleva aqui tres anyos con su proyecto y conoce perfectamente donde se come y se bebe bien.
Comimos cosas ricas con nombres que no sabria transcribir, pero todo tenia yogur, pepino, berenjena y arroz.
El vino de aqui es infame asi que nos inclinamos por un cabernet sauvignon argentino.
Todo bien.


De alli caminamos por las calles adoquinadas hacia los bares de moda de Estambul.

Nos metemos por calles en las que se vendia todavia en los puestos, pescado, zapatos, mejillones con limon, relojes... y llegamos a un edificio de viviendas. Subimos al ultimo piso, no entiendo nada.
Se abre la puerta del ascensor, nos reciben unos encargados que toman nuestro abrigos y nos hacen pasar. Estamos en el 360.
El bar se llama asi porque las paredes son de cristal y tiene una vista absoluta y completa de la ciudad. Se ve todo, las mezquitas, las luces, los minaretes, el reflejo de la luz en el Marmara...
Estamos encantados.
Bebemos Petit Syrah de Crane Lake. Pato gin tonic con limon y ciruela.
Todo muy rico, todo precioso.
Pato y yo vamos al banyo y flipamos con la decoracion, nunca tendremos una casa tan bonita como ese water.

Volvemos a casa, Aaron nos pregunta si nos hemos divertido.
Si, pero no queremos volver alli. Nos gustaria ir a partir de manyana a sitios mas... turcos.
Somos unas perras ingratas, pero es que tanto glamour, nosotras...
n/j

Objetivo Birmania

Hoy es nuestro último día en Myanmar, la antigua Birmania.

Hoy nos despedimos del Lago Inle, con sus casitas sobre palos y sus pescadores que reman con el pie, sus templos sobre el agua y sus gentes.

Nos despedimos también de la fea Mandalay, con sus calles polvorientas con cachitos de asfalto y de la magia de sus cuidades históricas sacadas de un cuento. De Amarapura y el puente de teka más largo del mundo,..
De los escupitajos rojos del betel en el suelo, una pasta de nuez y lima que mastican los hombres y que les deja los dientes rojos.
De los hombres con sus faldas (longyi) y sus bolsos de tela.
De las mujeres y niños siempre sonrientes con sus caras untadas de tanaka, una especie de protección solar de color carne elaborado con polvo de madera que se ponen en la cara con mil formas.

De sus gentes en general y su diversidad etnica,.. cada cual particular e única,… bamar, chin, karen, rakkhine, shan,...

De su comida picante y original aunque poco variada, su fruta fresca y de los tentempies callejeros.

De los videos musicales con subtitulos de canciones occidentales traducidas al birmano y de la emocion y pasion de la gente cantandolas.

De sus maravillosas montañas, pueblos,.. Kalaw.


Nos despedimos de Bagan, de sus 42km2 con templos del siglo XI y XII. Echaremos de menos las maravillosas vistas donde la vegetacion se mezcla con las estupas y pagodas budistas.

A los monjes con sus túnicas color azafran chanclas y paraguas, y de los que van descalzos con su vasija pidiendo arroz o cualquier otro donativo y su budismo theravada.

A las playas del glofo de Bengala, donde se respira la paz absoluta.


También nos despedimos de Yangon, de su imponente y doradísima Shwedagon Paya de 2.500 anyos de antiguedad donde el tiempo se detiene, y de su bulliciosa ciudad, con sus aceras torcidas y desechas y su basura por todas partes.


Como no, le decimos adiós al gobierno militar, la dictadura que ha provocado el bloqueo internacional que tiene a esta gente en la miseria, con una economía totalmente hundida donde un maestro cobra 30 dólares al mes y nadie puede acceder a un coche viejo (nuevos no hay), ni a una casa, ni a nada.

Me ha gustado mucho este país porque la gente nos ha tratado muy bien, se ha interesado por nosotras y siempre nos ha sonreído, agradeciendo que chapurrearamos nuestras cuatro palabras en birmano, divertidísimos por nuestra pronunciación cada vez que soltábamos un "gracias"... Aqui la gente se refiere a los extranjeros como invitados, asi que ya podéis haceros una idea.

Gracias en especial, a Euge y James por haberme cuidado tanto y por compartir esta experiencia unica de una forma tan intensa y divertida. Y a Jorge y Paula, los valencianos, quienes me han llenado la cabeza de ideas para poder hacer la vuelta al mundo muy pronto.



A mi hermana y prima FELICIDADES atrasadas.

Mañana a primera hora volamos a Bangkok, 48h freneticas de shopping, a gastarnos los dolares que nos quedan y a quemar la visa si es necesario!! El sabado llegamos a casa previa visita en Madrid a Cris quien ya se reincopora y empieza a dar sus primeros pasos.

Besos nostálgicos
THE END