[name=Patricia Plaza] [description=Libertad | Amor | Revolución ] [img=https://2.bp.blogspot.com/-lZmSPJ4ElOc/TqWyVI6_brI/AAAAAAAAE3c/IIvrZ05K1bk3qwooHKI5qJFaI24gzwIPQCPcB/w1200-h630-p-k-nu/IMG_2220.JPG]
9/FAVORITOS/slider2

404

We Are Sorry, Page Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found.

Home Page

Toda una vida en Indonesia

Indonesia: Bali. Lombok. Komodo. Flores. Sulawesi. Kalimantan. Molucas. Papúa. Java.

Casi 4 meses aquí,..

Ahora que me había acostumbrado a este país, que había encontrado la lógica de su ilógica, que me tenía entusiasmada y tanto me divertía.

Ahora que me había acostumbrado,... a vivir y compartir sus tradiciones, cultura y forma de vida.

A el trasfondo religioso que hacen tan originales y distintas todas sus islas.

A sus vestimentas, a sus costumbres, a sus ceremonias.

A sus pueblos tradicionales, exquisito Bajawa, arraigado Tana Toraja o fascinante y salvaje Baliem Valley.

A sus maravillosa naturaleza, paisajes, volcanes y singular orografía.

A sus islas llenas de vida y a las desoladas y aisladas. Y a sus playas de rocas blancas, las de coral, las de arena blanca, roja o negra volcánica.

A su variada, divertida e imprevisible gama de transportes. A los inolvidables paseos en bici y a las noches de cielos megaestrellados en la cubierta de un barco.

A la Luna decreciente, que siempre sonríe.

A los arcoiris horizontales.

A tener todos mis sentidos alerta y funcionando.

A su música, y a sus karaokes.

A comer arroz o fideos cada día. A su comida picante y a sus exquisitas y exóticas frutas.

A sus mercados llenos de vida.

A sentarme a cuclillas adecuadamente en los baños a la turca, a ducharme a cazos.

A hablar bahasa Indonesia y entenderme con casi todo el mundo.

A sus hello mister! Y a sus preguntas preferidas "A donde vas?" "Estas casada?"

A bucear, flipar y ser feliz debajo del agua.

A sus cigarrillos de clavo y azúcar.

A ese punto de encanto en la locura de sus caóticas urbes.

A ver partidos de España de madrugada con legañas, en lugares inverosímiles y rodeada de locales forofos futboleros.

A mi nuevo nombre, Putri, que significa "princesa" en bahasa Indonesia.

A disfrutar de la relatividad del tiempo.

A sentir que lo ajeno es más cercano, y lo cercano más ajeno.

A vivir cada día como si fuera el primero, o el ultimo.

A que ser y estar sean lo mismo.

A enamorarme todos los días, cada uno de algo diferente.

A que las cosas no son como son, sino como somos.

Ahora que me había acostumbrado a todo esto, me voy.

Triste y feliz. Nunca pensé que este país me pudiera atrapar y seducir tanto, como lo ha hecho.

Casi 4 meses dan para mucho. Millones de anécdotas e historias, de momentos mágicos y de dulces inuendos que guardo en mi memoria.

Lo echaré de menos,...

Pero sobre todo y ante todo, echaré de menos a su gente, que adoro profundamente.

A su tímida y dulce mirada.
Su eterna sonrisa.
Su tez color chocolate.
Su gran hospitalidad.
Su contagiosa felicidad.

Ellos hacen de este país un lugar muy especial.

¡Amo Indonesia!


PD: Este post va dedicado a vosotros, a los que también amáis a este país. Noe, Núria, Borja, Mirta y Sara. Gracias porque habéis hecho de esta estancia, una feliz e única experiencia, y compartida que sabe mejor.



En blanco y negro

Mi brújula esta algo desorientada, pero de nuevo los planetas se alinean. Solo tengo que dejarme llevar por esas pequeñas señales que como luces alumbran mi futuro camino. Nunca antes dar pasos hacia adelante había sido tan espontáneo. ¡Viva el freestyle!

Adonde me lleven los pies, no?
Pues a China.
China?
Si, China!

He quedado con los chicos en Pekin, visita ala cuidad, un poco de la gran muralla y transmongoliano hasta UlanBator, capital de Mongolia. ¡Lo más!

Aprovecho que llego de Papua hasta Jakarta para hacer gestiones varias, planificar, cuadrar fechas, billetes y visado.

Jakarta es la capital del caos, y de Indonesia. Una megacuidad, mucho trafico, gris y ruidosa,.. estresante y tiene semáforos. ¡Muchos! Y es que hacia tiempo que no veía uno...

En cuanto me dan el visado salgo corriendo, y encuentro mas al sur, una bonita cuidad llamada Yogjakarta, en la única provincia cuyo gobierno es un sultanato de la época precolonial. Y mas conocida por ser el corazón cultural y artístico de Java. Y esto se respira, se ve y se palpa en el ambiente sosegado de la cuidad, en sus templos javaneses, en el palacio del Sultán, o en Borobudor, el templo budista mas grande del mundo.

He dedicado estos dos días a patearme esta cuidad que me ha sulivellado, como diría Noe. Hace calor, mucho, pero mis pies no son capaces de descansar, giran cada esquina y cada calle ofrece algo "nuevo" a mis ojos. Son mis últimos días en Indonesia y quiero guardar bien en mi memoria todas esas pequeñas cosas que ya se habían convertido en cotidiano, y quizás por eso, ya no les prestaba tanta atención.

Los Kiosk, pequeños quioscos llenos de sobres monodosis de cafés, polvos de fruta a lo tang, champú, gel... o cacahuetes, agua, caramelos, chicles... Avituallamiento diario.


Los Makan Padang, los restaurantes donde la comida se expone en una vitrina, y por detrás se corre una cortinilla de ganchillo. Escaparatismo indonesio.


Los warungs móviles, puestos callejeros de comida, Bakso, Soto Ayam, Nasi Goreng... Mi comida o cena de tantos días...


Disfrutar de un te helado y deleitarse viendo al mundo moverse a cada sorbo.


Ver pasar una moto con 3, 4 o hasta 5 personas...


Las "otras" gasolineras...


Los carteles de doble traducción


La música en cualquier lugar...


Un improvisado karaoke de la tercera edad...


Observar a los que duermen o no hacen nada...


Y la gente, sus dulces miradas y eternas sonrisas...


Hoy todo lo veo en blanco y negro, hoy mi cotidianidad es ya parte de un bonito recuerdo.
Una ultima despedida y me voy.

Baliem Valley

Bienvenidos a Baliem Valley



Os presento a Amius, mi guia, porteador, cocinero, traductor y amigo. Y a sus pies, a quienes he seguido por abruptos valles, montanya arriba, montanya abajo, por senderos, cruzando rios o pasando por puentes colgantes,.. El, por supuesto, siempre descalzo.



4horas de caminata al dia, disfrutando de unas vistas impresionantes, verdes infinitos y multicolores campos cultivados de batata, calabaza o jenjibre. Cruzando preciosas aldeas tipicas Dani o Yani, con sus cabaynas de madera y paja tan caracteristicas. Saludando constantemente a los simpaticos lugarenyos con los que nos cruzabamos por el camino: interminables apretones de manos, ojos que sonrien y bocas que susurran el "Selamat .. " de turno o los "wah, wah, wah", que es el "hola", "gracias" y "que tal" de los Dani.






Y las mujeres siempre con sus bolsas tejidas por ellas mismas que cuelgan de sus cabezas y donde llevan verduras, o cualquier cosa, pero de peso considerable. Ellas encantadas de parar a fumarse un cigarro contigo, y charlar.





En cuanto paramos en alguna aldea para descansar, los ninyos que se entretienen con tirachinas caseros o machetes, en cuanto me ven, vienen a jugar conmigo. Los adultos nos invitan a sus cabanyas para compartir batatas cocinadas en la forma tradicional (en un agujero en el suelo se colocan piedras calientes y se van intercalando capas de batata con hojas de arboles, se cubre todo con pieles y se deja durante unas 2 horas) en la cabanya-cocina, donde suelen dormir las mujeres y los ninyos, mientras que los hombres duermen por separado en la cabayna de al lado, eso si, con los cerdos.







Por las noche, despues de basicas cenas alrededor del fuego y en comunidad, dormimos a veces yo con las mujeres, otras, en cabanyas mas "preparadas" para turistas, es decir, suelo de paja cubierta con una alfombrilla para intentar mitigar la dureza del lecho. Poco mas. No necesito mas. Feliz y agotada. No solo por las caminatas, sino por pasar el dia con todos los sentidos funcionando, e intenado asimilar todo lo que veo y lo que Amius me cuenta sobre su cultura y tradiciones.

Estas tierras no fueron pisadas por el hombre "blanco" hasta 1939! Hace nada,.. En estos 70 anyos han cambiado algunas de sus costumbres, aunque siguen manteniendo vivas muchas de sus tradiciones, como el uso de una calabaza como unica "vestimenta" y que tan solo cubre el pene del hombre. O el cerdo, que sigue siendo el prota para los rituales, festejos, y sigue utilizandose como dote para un matrimonio. Sin cerdo, no hay boda. Y cuantos mas cerdos, mas mujeres. Es una poligamia masculina, porque a las mujeres se les prohibe mantener relaciones durante 3, o hasta 5 anyos, despues de haber tenido un hijo.

Tambien hay costumbres algo horripilantes, como la de mostrar la pena cuando un familiar cercano muere, a la mujer con un hacha se le rebana un dedo... Esta tradicion se esta erradicando, aunque aun se ven mujeres mayores sin dedos. Algunas tambien se cortan la parte superior de las orejas, amputadas por tristeza.




Estos dias han sido maravillsos. Viviendo al ritmo de la naturaleza, levantandome con el sol y acostandome al caer la noche, disfrutando y compartiendo la vida de las aldeas.

Baliem Valley es Papua en su mas pura esencia. Me llevo recuerdos inolvidables. Espero que ni el turismo ni las prospecciones mineras danyen a estos pueblos, que tienen derecho a evolucionar a su ritmo y manera. Solo asi, conservaran esta magica esencia.



PD> Papa, me encontre a un tipo que me dio este mensaje para ti.


Felicidades!

Papua merdeka

Salimos de las Molucas un poco tristes. Nos separamos. Sara se va a Sulawesi y los chicos siguen dandole vueltas sobre proximo destino. No ha habido quorum, asi que me voy sola para Papua.

Papua es un destino lejano, dificil y caro, muy caro. Pero es otro de mis suenyos en este viaje, asi que alla voy!

Los pasajeros del avion hasta Jayapura, la capital, es un aperitivo de lo que viene. Variedad racial. Los papuanos son de pelos rizados afros, piel muy oscura, facciones prominentes y muy marcadas, labios y narices ampliadas,.. muy muy indigenas. Apenas unos cuantos rostros dulces indoneses, de narices chatas y ojos angulosos.

En cuanto llego al aeropuerto me dicen que no hay vuelos a Wamena, cuidad de salida para el Baliem Valley, hasta la semana que viene. Primer obstaculo. No hay carreteras que crucen la espesa selva que cubre la isla, y la unica companyia que vuela hasta Wamena, Trigana Air, es de risa, no se venden los billetes ni por internet, ni en agencias, solo alli en el aeropuerto, asi que os podeis imaginar el negocio que esto supone.

Si algo me sobra en el viaje, es tiempo y paciencia, asi que me instalo en un hotel de reputacion dudosa, pero es lo mas barato y cercano al aeropuerto, o lo que es lo mismo, el "campo de batalla".

Madrugo y voy al aeropuerto, donde desde primera hora ya se ve un trajin importante de rupias, llamadas y billetes. Hablo con unos, con otros, me vendo al mejor postor, me hacen ofertas desorbitadas, tampoco volare a cualquier precio, que espere,.. que espere mas, que vuelva manyana.

Y el manyana, mas de lo mismo, pero con mas calma, aprovecho para hacer compras, preparar el trekking y gestiones varias, como por ejemplo sacarme el "surat jalan" o permiso de viaje en la Polisi. Necesario para el Baliem Valley y con detallado recorrido a visitar, para saber en todo momento donde estas por si surge alguna revuelta de los rebeldes poder sacar a los turistas rapido. Hace unos anyos unos turistas fueron secuestrados por el movimiento de liberacion de Papua (parece peor de lo que suena, los trataron bien y liberaron al cabo de unos meses).

La situacion de Papua es peculiar pues goza de una condicion especial de autonomia, pero es bastante controvertida respecto al gobierno Indoneso. Existe pues un claro sentimiento de colonizacion por parte de Indonesia. Con razon. El gobierno indonesio hace concesiones del territorio papuano para las industrias madereras occidentales, quienes se dedican a talar los bosques de esta gente que pierde así sus ricas tierras y sus recursos. Dejo el tema de Freeport Papua para otro post. Tela! Papua Libre. Papua Merdeka.

Como veis las horas de aeropuerto y las charlas con los locales, dan mucho de si.

Madrugo, un poco mas, 3.30 am, juega Espanya, asi que me voy al aeropuerto. Fuera, en una esquina del edificio hay una mini tele y forofos locales a todas horas viendo el Mundial, alli me planto y bingo! Yulius, un currante de la companyia de Trigana esta alli, y me dice que hoy si, que hoy me cuela en uno de los vuelos, y a precio tarifa. Ole!

Ganamos y a las horas estaba ya embarcada en la avioneta direccion a Wamena.

Y aqui estoy, flipando con el lugar. Wamena es una curiosa "ciudad", a caballo entre un pasado ancestral y un presente que intenta modernizarse: tiene aeropuerto, si, pero su pista de aterrizaje esta rodeada de plantaciones de batata; tiene 4 calles asfaltadas, si, pero por ellas circulan sobretodo becaks (cochecitos empujados por una bici), alguna moto y en contadas ocasiones un coche. Pero el mayor contraste es ver hombres desnudos con la tipica corteza de calabaza como taparrabos paseando por el pueblo, con plumas decorando sus cabezas, mujeres con poca ropa y caras pintadas, u hombres con un colmillo de jabali atravesando su nariz. Aunque en su mayoria los lugarenyos visten ropas viejas y muchos van descalzos, lo que les diferencia de los pocos indonesios que viven aqui, y que son bastante mas claros de piel y duenyos de la mayor parte de los negocios del pueblo.





Mercado de Sogokmo




Preparada para vivir otra gran aventura en este viaje. Baliem Valley, las tribus Dani, Yali y Lani me esperan. Si en una semana no he dado senyales de vida, venid a por mi! Puedo acabar en una olla cocinada a fuego lento,..